Consejos para pacientes

Consejos para pacientes

Guías básicas y normas de uso positivo contras las diferentes alergías

Medidas para evitar las Picaduras de Himenópteros (abejas, avispas).

  • Evitar acercarse a contenedores de basura, así como a flores, arbustos, o frutas almacenadas al aire libre. Procurar no realizar trabajos de jardinería, evitando llevar los pies descalzos o con sandalias.
  • Evitar llevar prendas de colores llamativos o perfumes, que puedan atraer a los insectos.
  • Evitar comer o beber al aire libre, y revisar la cercanía de colmenas y hormigueros.
  • A la hora de conducir comprobar que no hay insectos en el automóvil y viajar con las ventanillas cerradas.

Guía básica y normas de uso positivo contra los ácaros.

A) Evitar Reservorios:

  • Casa soleada, seca, bien ventilada.
  • Es esencial evitar en el dormitorio la presencia de mobiliario y utensilios susceptibles de acumular polvo: moquetas, alfombras, peluches y libros. Es deseable evitar reservorios en el resto de la casa.
  • Colchón y almohada sintéticos (no troceados). Posibilidad de aislar el colchón y almohada con una funda antiácaros.
  • Retirar los animales domésticos.

B) Limpieza, Ventilación y Corrección de la Humedad:

  • Ventilar el dormitorio dos veces al día durante media hora.
  • Secar la ropa al sol, nunca en los radiadores. No utilizar humidificadores. Los peluches pueden congelarse durante 48 horas.
  • Utilizar paños húmedos y aspirar la casa con una frecuencia semanal, incluidos los colchones. Durante la limpieza es preferible que el paciente no esté presente, volviendo una hora más tarde.
  • Reducir la humedad ambiental a menos del 50%.
  • El lavado de sábanas, cortinas, etc., debe hacerse a más de 60ºC. La almohada y edredón deben permitir también ese lavado. La ropa de cama debe airearse a diario y cambiarse semanalmente.
  • Segunda vivienda : ventilar la casa antes de que llegue el paciente. Vestir la cama de limpio ese mismo día.

C) Métodos Químicos:

  • Se puede utilizar periódicamente un acaricida cada 3 meses en el caso de continuar con alfombras.
  • Según The Cochrane Library , los ensayos clínicos hechos hasta el momento son insuficientes para hacer recomendaciones sobre el papel que las medidas de evitación de los ácaros del polvo doméstico tienen en el manejo de los pacientes con rinitis alérgica perenne.
    Los estudios sugieren que las intervenciones para reducir la exposición a ácaros pueden ser de algún beneficio para reducir los síntomas de la rinitis, existiendo datos solo para los acaricidas, filtros HEPA y programas de control ambiental en el dormitorio; por lo tanto, si se consideran apropiados, deberían ser las opciones elegidas.
    Respecto a los métodos físicos y químicos en caso de asmáticos, actualmente no pueden ser recomendados con los estudios disponibles; habría que considerar otros tipos de ensayos clínicos metodológicamente más rigurosos.

Medidas Deseables:

  • Retirar el animal del domicilio y ventilación del mismo.
  • Limpieza de reservorios (alfombras, tapizados), pueden ser útiles aspiradores con filtros HEPA.

Si el animal permaneciera en el domicilio:

  • Nunca debe entrar en la zona habitada. Jamás en el dormitorio.
  • Baño semanal, con aplicación de Ácido Tánico al 2%.
  • Evitar siempre el alimento responsable. Conocer el resto de alimentos de su familia que puedan tener reactividad cruzada.
  • Consultar las etiquetas de alimentos preparados. Preguntar composición en restaurantes.
  • El caldo de cocción, aun sin contener ya el alimento puede desencadenar síntomas.
  • Evitar realizar ejercicio físico en las dos horas siguientes a cualquier comida.

Alérgicos por Dermatitis Atópica

Respetar los cuidados prescritos por el especialista y las reglas simples de higiene permitirán que el paciente atópico viva mejor su afección.

1.- Higiene y cuidado corporal: 

  • Para la higiene diaria del paciente atópico, utilizar un higienizante dermatológico sin jabón, ligeramente ácido, que limpie la piel con suavidad sin agredirla.
  • Se efectúa un baño emoliente a una temperatura de 32 – 33º (no superior). El baño suaviza y aporta flexibilidad a la piel, calma la irritación y disminuye la sequedad cutánea. Secar cuidadosamente al paciente atópico después del baño sin frotar.
  • En caso de irritación utilizar una crema dermoprotectora calmante, hidratante y sobreengrasante que mejore el estado y el confort de la piel (Excepto en las lesiones exudativas).
  • Cortar y limpiar la uñas para evitar posibles infecciones microbianas (estreptococos y estafilococos), a causa de las lesiones originadas por el rascado.

2.- Vestimenta:

  • Elegir preferentemente ropa de algodón, hilo o pana y evitar todo lo que sea áspero, lana y los tejidos sintéticos, que acentúan la irritación. Seleccionar también el tejido de las sábanas y de las fundas de la almohada, lavándolas previamente en el caso que sean nuevas.
  • Cambiar a menudo los pañales del niño.
  • La ropa puede lavarse en la máquina con un detergente suave (no lejías), pero debe aclararse bien.
  • Evitar el uso de suavizante en la ropa.
  • No abrigar en exceso.

3.- Alimentación:

  • Por regla general no existe ningún régimen particularmente indicado; no obstante el atópico puede ser alérgico a determinados alimentos, en dicho caso su especialista le facilitará los consejos adecuados.

4.- Diversos:

  • Evitar temperaturas ambientales extremas y cambios bruscos, dado que aumenta la irritación. Asegurar una correcta aireación de las habitaciones. En invierno evitar ambientes excesivamente secos.
  • El niño puede bañarse en la piscina o en el mar. Antes del baño, sobreengrasar la piel, y después del baño aclarar con agua dulce y volver a sobreengrasar la piel para atenuar el efecto irritativo del agua de la piscina o del mar.
  • Evitar la presencia de animales domésticos (gatos, perros, pájaros etc.).
  • Evitar la ropa de cama con lana.
  • Evitar el polvo (alfombras, cortinas…), dado que contiene insectos microscópicos (ácaros) que agravarán el eczema.
  • En la exposición al sol, asegurar una correcta fotoprotección, para evitar los efectos nocivos de las radiaciones solares, con una crema solar de alta protección, especialmente adaptada a las características de la piel sensible. Repetir la aplicación después de cada baño y evitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 horas.
  • La abundante vegetación alrededor de la casa impide la buena ventilación, aumenta la humedad y favorece el crecimiento de moho. Debe evitarse pasear por zonas con mucha vegetación, especialmente donde haya hojas secas y ramas en descomposición.- Las hojas, restos de basura y maderas en el exterior son asiento de mohos. Mantener el jardín libre de estas materias orgánicas. Recubrir con pintura vallas, puertas, etc.
  • Zapatos, botas, guantes, maletas y otros objetos de piel cuando permanecen guardados mucho tiempo son fácil pasto para los hongos. Las cremas y bolsas de plástico pueden protegerlos.
  • Las ropas guardadas de una temporada para otra pueden ser asiento de mohos si el armario es húmedo (sobre todo armarios de albañilería).
  • Las paredes, de habitaciones húmedas pueden protegerse con pinturas especiales o con recubrimientos aislantes. El corcho es un buen aislante pero no debe quedar descubierto sino pintado, barnizado o empapelado.
  • En la cocina y despensa debe vigilarse que no queden restos de alimentos olvidados. Si algún alimento se echa a perder debe desecharse enseguida.
  • La tierra de las macetas puede contener mohos cuyas esporas pueden pasar al polvo y al ambiente. También las flores artificiales pueden contener hongos.
  • Las tuberías y desagües deben vigilarse especialmente. Un recubrimiento con pintura impermeable es recomendable después de haber repasado las pequeñas fisuras por las que puede salir agua.
  • No calentar las habitaciones en exceso durante el invierno. Debe evitarse el uso de humidificadores. No debe ponerse ropa a secar dentro de la habitación.

Objetos compuestos de látex:

  • Material quirúrgico: guantes, balones, sondas, hilo elástico, cánulas, catéteres, mascarillas faciales, tubos de intubación, material para osteomías.
  • Vendajes de caucho, adhesivos, preservativos.
  • Diques de protección dental utilizados en odontología
  • Suelas de calzado.
  • Cualquier objeto de material caucho o de goma (guantes, esparadrapos, chupetes, globos, mangueras, muñecos, mangos de raquetas, etc).

Ambientes en los que puede existir látex en suspensión:

  • Hospitales.
  • Fábricas de manufacturado de alimentos, industrias de adhesivos y papel, fábricas textiles.

Alimentos que pueden tener reactividad cruzada con látex:

  • Frutas: aguacate, kiwi, plátano, chirimoya, etc.
  • Frutos secos: castaña, nuez Es conveniente advertir al personal sanitario que el paciente es alérgico a látex, sobre todo en el dentista, ginecólogo y en cirugía.

Antes de la administración:

  1. Especificar claramente ante cualquier médico si existe antecedente de alergia medicamentosa. Conocer el grupo farmacológico que pueda tener reactividad cruzada con el implicado.
  2. Evitar tratamientos farmacológicos no justificados clínicamente y la autoprescripción.
  3. No administrar en demasía ciertos fármacos y evitar exposiciones intermitentes.
  4. Evitar asociaciones farmacológicas de dudosa eficacia. Si se toman varios fármacos, distanciar las tomas para que no sean temporalmente coincidentes.
  5. Considerar factores de riesgo: evitar AINE en asma o urticaria crónica.
  6. Individualizar dosis al principio de un tratamiento para minimizar efectos colaterales o tóxicos. Siempre que sea posible, utilizar vía oral.
  7. Observación tras administración parenteral de un fármaco.

Tras producirse la Reacción alérgica al medicamento:

  1. Guardar el prospecto para conocer la composición exacta del fármaco (excipientes) y guardar información escrita acerca del tipo de reacción para realizar estudio alergológico.
  2. El paciente deberá conocer la trascendencia del cuadro ocurrido, y sus posibles implicaciones en un futuro.

Las urticarias crónicas pueden ser agravadas de una manera inespecífica por diversos factores físicos, alimentos y algunos medicamentos.

Por ello, deben seguirse las siguientes recomendaciones:

  • Es conveniente evitar el consumo de picantes, salazones, conservas, mariscos, frutos secos, chocolates, fresas, quesos fermentados y bebidas alcohólicas.
  • También deberá evitar todos aquellos alimentos que puedan contener aditivos, como conservantes, colorantes, edulcorantes, estabilizantes, etc.
  • Debe evitar las situaciones que produzcan sudoración intensa y los ambientes calurosos y secos. La realización de actividades físicas después de las comidas pueden desencadenar la urticaria, por lo que deberá evitarlas.
  • Es aconsejable que use prendas de vestir no ajustadas y confeccionadas con tejidos no irritantes; como algodón.
  • Debe evitar el estreñimiento. Si presenta estreñimiento, es aconsejable una dieta rica en fibras, que contenga frutas, verduras y pan integral.
  • Es importante una adecuada higiene dental. Los focos infecciosos crónicos, particularmente la boca, pueden mantener o agravar la urticaria. Consulte con su dentista.
  • Debe evitar la aspirina (ácido acetilsalicílico) y aquellos preparados que puedan llevarla asociada. Tampoco son aconsejables otros antinflamatorios relacionados con ella. Como analgésico de elección se aconseja el paracetamol (Gelocatil®, Efferalgan®, Termalgin® etc.)
  • Si todo ello resulta insuficiente o no existe causa establecida, el tratamiento son los antihistamínicos. Sólo un facultativo determinará y controlará de modo próximo cuándo se emplearán corticoides o adrenalina en una urticaria o angioedema.

En resumen, la mayoría de los casos de urticaria/angioedema son de gran molestia pero pasajeros y sin mayor gravedad. Con ayuda del Alergólogo los pacientes pueden evitar los desencadenantes concretos – si los hay -, o al menos, evitar los habones y el picor con medicación adecuada.